jueves, enero 25, 2024

Balance del proceso por un Tratado Vinculante sobre empresas y Derechos Humanos

La séptima sesión de negociaciones sobre un tratado global contra los abusos de derechos por parte de empresas inició el lunes 25 de octubre en Ginebra. El proceso, que está siendo liderado por Ecuador, busca elaborar un instrumento jurídicamente vinculante para regular las actividades de las empresas transnacionales y otras empresas en el derecho internacional de los derechos humanos.

La iniciativa se ha enfrentado rechazo por parte de economías poderosas y del sector privado. Ana María Suárez Franco, representante en Ginebra de la organización FIAN Internacional, explicó al medio de comunicación Geneva Solutions tenemos países industrializados y empresas que dicen que esto es demasiado ambicioso mientras por otro lado, la sociedad civil, las comunidades afectadas, los abogados y los defensores del medio ambiente dicen que esto no es suficiente”. La ONU ya tiene una serie de directrices sobre empresas y derechos humanos; sin embargo, las violaciones de derechos por parte de las empresas siguen quedando impunes.

Los Estados presentes en la sala el primer día de la negociación fueron Montenegro, Estados Unidos, Ecuador, Camerún, Alemania, Namibia, Pakistán, México, Alemania, Rusia, Argentina, Sudán del Sur, Suiza, Paraguay, Dinamarca, UE, Bolivia, Brasil, Marruecos Panamá, Venezuela, Haití, Austria, Reino Unido, Japón, Luxemburgo, Libia, Francia, Palestina, India y, Sudáfrica. Vía zoom se sumaron China, Cuba, Egipto, Irak, Israel, Malasia, Suecia, Mozambique, Nepal, Países Bajos, Nigeria, Perú, Argelia, Eslovenia, Tailandia, Turquía, Ucrania, Bolivia, Chile, Marruecos, Pakistan, Suecia, Eslovenia y Uruguay.

Luego de explicar la metodología para esta séptima sesión y presentar los principales cambios en el texto, la sesión comenzó con declaraciones generales donde los Estados podían poner sobre la mesa sus posiciones sobre la mesa del proceso. Estados Unidos inició proponiendo un acuerdo marco, desconociendo los avances de 7 años que han llevado al tercer borrador que se negociaría durante la semana, Suiza, Japón, Ucrania, Reino Unido y Rusia mostraron su apoyo. Sudáfrica, Bolivia, Ecuador y la India por el contrario destacaron la necesidad de mejorar el borrador actual. Palestina resaltó la importancia de incluir las zonas de conflicto, Cuba recordó la necesidad de adherirse al mandato de la Res.26 / 9. Colombia y México mostraron un compromiso para ayudar a mejorar el borrador en temas de jurisdicción y responsabilidad.

Ayushi Kalyan de FIAN Internacional en su intervención a nombre de #Feminist4BindingTreaty

Los miembros de los parlamentos europeos y brasileños, las Instituciones de Derechos Humanos y las organizaciones de la sociedad civil apoyaron firmemente el proceso y dieron su primera evaluación muy general del tercer borrador. En Ecuador el grupo de organizaciones sociales y de derechos humanos también se pronunciaron. Las empresas destacaron, sin sorpresa, sus preocupaciones sobre la propuesta que va más allá del lenguaje acordado de los Principios Rectores de Naciones Unidas.

Los Estados presentes en la sala el primer día de la negociación fueron Montenegro, Estados Unidos, Ecuador, Camerún, Alemania, Namibia, Pakistán, México, Alemania, Rusia, Argentina, Sudán del Sur, Suiza, Paraguay, Dinamarca, UE, Bolivia, Brasil, Marruecos Panamá, Venezuela, Haití, Austria, Reino Unido, Japón, Luxemburgo, Libia, Francia, Palestina, India y, Sudáfrica. Vía zoom se sumaron China, Cuba, Egipto, Irak, Israel, Malasia, Suecia, Mozambique, Nepal, Países Bajos, Nigeria, Perú, Argelia, Eslovenia, Tailandia, Turquía, Ucrania, Bolivia, Chile, Marruecos, Pakistan, Suecia, Eslovenia y Uruguay.

Luego de explicar la metodología para esta séptima sesión y presentar los principales cambios en el texto, la sesión comenzó con declaraciones generales donde los Estados podían poner sobre la mesa sus posiciones sobre la mesa del proceso. Estados Unidos inició proponiendo un acuerdo marco, desconociendo los avances de 7 años que han llevado al tercer borrador que se negociaría durante la semana, Suiza, Japón, Ucrania, Reino Unido y Rusia mostraron su apoyo. Sudáfrica, Bolivia, Ecuador y la India por el contrario destacaron la necesidad de mejorar el borrador actual. Palestina resaltó la importancia de incluir las zonas de conflicto, Cuba recordó la necesidad de adherirse al mandato de la Res.26 / 9. Colombia y México mostraron un compromiso para ayudar a mejorar el borrador en temas de jurisdicción y responsabilidad.

Tomado de: genevasolutions.news

Los miembros de los parlamentos europeos y brasileños, las Instituciones de Derechos Humanos y las organizaciones de la sociedad civil apoyaron firmemente el proceso y dieron su primera evaluación muy general del tercer borrador. En Ecuador el grupo de organizaciones sociales y de derechos humanos también se pronunciaron. Las empresas destacaron, sin sorpresa, sus preocupaciones sobre la propuesta que va más allá del lenguaje acordado de los Principios Rectores de Naciones Unidas.

DIA 1

El primer día se abordó el preámbulo del tratado, mientras unos Estados ofrecieron propuestas para fortalecer el texto, otros como Panamá, México, la Unión Europea y Francia apoyaron el mantener una referencia a los Defensores y Defensoras de derechos humanos. Un punto de discusión fue la inclusión de referencias al derecho humanitario, defendida por Palestina y apoyada por Panamá y Sudáfrica, pero con la oposición de China. Así mismo, Estados como Irán, Palestina y Cuba pidieron una referencia a la libre determinación y la igualdad soberana. Camerún abogó por la primacía de los derechos humanos en la inversión. Brasil solicitó la exclusión del reconocimiento de los derechos colectivos, al tiempo que Estados Unidos rechaza el derecho a un ambiente sano a pesar de la defensa de la Unión Europea y Panamá sobre este punto.

DIA 2

El segundo día de las negociaciones se enfocó en los artículos 1, 2 y 3. Gran parte de la discusión aquí giró en torno a si el instrumento debe contemplar solo las empresas transnacionales o todas las empresas. Irán propuso para excluir las empresas locales y ceñirse a la naturaleza transnacional, lo cual fue apoyado por Pakistán, Indonesia, China y Cuba. Panamá propuso agregar la responsabilidad sobre la cadena de valor, apoyado por Palestina.

Mientras las reuniones iban en su segundo día, el grupo de organizaciones sociales y de derechos humanos en Ecuador se reunión en Cancillería con la Subsecretaría de Asuntos Económicos y la Subsecretaría de Asuntos Multilaterales, a cargo del proceso del Tratado Vinculante. Al concluir la reunión la Subsecretaría de Asuntos Multilaterales se comprometió a direccionar en Ginebra para que Ecuador se involucrara más en la negociación y retomara su rol de defensa del tratado, abogar por la primacía de los derechos humanos sobre los acuerdos comerciales y, promover que dentro del tratado se establezca una instancia jurídica como una corte internacional que efectivamente permita la responsabilización por las violaciones a los derechos humanos.

Reunión Grupo de Trabajo por el Tratado Vinculante- Ecuador con delegados del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana. Ecuador 26-10-2021

DIA 3

Durante el tercer día de negociaciones, se discutieron los artículos 3, 4, 5 y 6.

Egipto criticó el hecho de que algunos Estados y la industria negaran la existencia de obligaciones para las empresas, ya que esa posición no está en consonancia con el derecho internacional moderno. Hubo una fuerte defensa por el fortalecimiento de algunas disposiciones, como el derecho al acceso a la información y la ayuda legal y de otro tipo a las víctimas y la protección de los y las defensoras de los derechos humanos.

México, Panamá, Camerún y Palestina, entre otros, presentaron propuestas a favor de medidas cautelares, y eliminar la mitigación de abusos para enfocarse en la prevención de los mismos y aplicar mitigación en todo caso a los riesgos. También hubo algunas propuestas sobre la inclusión y el uso del consentimiento libre, previo e informado.

DIA 4

El cuarto día de las negociaciones se discutieron los artículos 7, 8, 9 y 10. Mientras que Rusia y Brasil se opusieron a la reversión de la carga de la prueba, apoyados por representantes de Estados Unidos y empresas, Brasil, con el apoyo de Pakistán y Egipto, intentaron debilitar las disposiciones sobre asistencia jurídica, sometiéndola a la legislación nacional. Las ONG abogaron por el fortalecimiento y la defensa de las disposiciones sobre acceso a la información, la reversión de la carga de la prueba.

DIA 5

El último día de las negociaciones se discutieron los artículos 11, 12, 13 y 14. Los artículos 15-18 no alcanzaron a ser abordados. Muchas de las discusiones durante este día giraron en torno a la resistencia de los Estados industrializados para el establecimiento de una instancia jurídica como una corte internacional que efectivamente permita la responsabilización por las violaciones a los derechos humanos y los debates alrededor de las instancias internas y la soberanía de los Estados.

Si bien, en términos generales, durante esta sesión se pudo ver que los Estados empezaron a poner mucho más claro la clase de texto que se quiere en el tratado y fue importante ya que hubo presencia de los países industrializados como Estados Unidos, la Unión Europea, China y Rusia. También se destacó la partición de muchos países del sur global que jugaron un rol fundamental como Camerún, Palestina, Egipto, Namibia, Sudáfrica y México.

DIA 5

El último día de las negociaciones se discutieron los artículos 11, 12, 13 y 14. Los artículos 15-18 no alcanzaron a ser abordados. Muchas de las discusiones durante este día giraron en torno a la resistencia de los Estados industrializados para el establecimiento de una instancia jurídica como una corte internacional que efectivamente permita la responsabilización por las violaciones a los derechos humanos y los debates alrededor de las instancias internas y la soberanía de los Estados.

Si bien, en términos generales, durante esta sesión se pudo ver que los Estados empezaron a poner mucho más claro la clase de texto que se quiere en el tratado y fue importante ya que hubo presencia de los países industrializados como Estados Unidos, la Unión Europea, China y Rusia. También se destacó la partición de muchos países del sur global que jugaron un rol fundamental como Camerún, Palestina, Egipto, Namibia, Sudáfrica y México.

El Estado Ecuatoriano se limitó a recoger las posiciones de los Estados, pero no hubo un mandato desde la Capital para la defensa del Tratado que queremos, como se manifestó en la reunión en Cancillería. No obstante, es importante saber que el proceso continua y para ello se acordó la creación de un grupo de amigos del tratado que trabajará de la mano con la Presidencia del Grupo, la cual está a cargo del Estado Ecuatoriano, lo que implica una oportunidad para seguir trabajando desde el grupo de organizaciones sociales y de derechos humanos por el Tratado dentro del Ecuador.  Aún no es claro como va a estar constituido este grupo de amigo del tratado sin embargo es claro que habrá interacción con la sociedad civil, pero también con las empresas. Al respecto será una labor fundamental, estar alertas frente a una posible captura corporativa del proceso de negociaciones previa la octava sesión prevista para 2022.

Ultimas publicaciones

últimos artículos