jueves, octubre 28, 2021

Quienes alimentan al mundo siguen luchando contra la Cumbre de la ONU dirigida por la agroindustria

Quienes alimentan al mundo siguen luchando contra la Cumbre de la ONU dirigida por la agroindustria

Roma, Italia. 21 de septiembre de 2021. Tras las contra movilización para oponerse a la Precumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU en julio, que reunió a más de 9.000 participantes de todo el mundo, la sociedad civil y grupos de pueblos indígenas siguen movilizándose esta semana contra la Cumbre prevista para el 23 de septiembre en Nueva York. La Respuesta Autónoma de los Pueblos a la Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU ha dado la voz de alarma sobre los peligros que esta Cumbre supone para los derechos humanos y todo el sistema multilateral de la ONU, en una declaración política que cuenta con cerca de 600 firmantes hasta la fecha. 



Un número cada vez mayor de voces, tanto de fuera como de dentro de la Cumbre, incluidos los gobiernos, el 
mundo académico y las Naciones Unidas, comparten la opinión de que la autoproclamada "Cumbre de los Pueblos" está destinada al fracaso, dado su complejo montaje favorable a las empresas.

En un informe político publicado hoy, la Respuesta Autónoma de los Pueblos, que cuenta con más de 300 organizaciones participantes de personas productoras de alimentos a pequeña escala, pueblos indígenas, ONGs y del mundo académico, sostiene que la Cumbre no está abordando las causas estructurales del hambre en el mundo. Tampoco afronta la crisis climática, ni los impactos devastadores del COVID-19, de la agricultura industrial o de la concentración corporativa en los sistemas alimentarios. Por el contrario, se trata de una distracción peligrosa que, al reducir su enfoque exclusivamente a las finanzas, la tecnología y la innovación como únicas soluciones posibles, sólo exacerbará la inseguridad alimentaria y la desigualdad. 

Las propuestas de seguimiento presentadas en el último proyecto de la Declaración de Acción del Secretario General de la ONU confirman los temores expresados por muchos en los últimos dos años: el rediseño de la gobernanza de los sistemas alimentarios mundiales impulsado por las empresas multinacionales está tomando forma. La Respuesta Autónoma de los Pueblos señala que esta implosión del multilateralismo inclusivo se promueve desde los más altos cargos de la ONU, sin ninguna deliberación ni mandato intergubernamental.

A pesar del compromiso de los organizadores de la Cumbre de las Naciones Unidas, y en particular del Vicesecretario General, de no crear nuevas estructuras, las agencias con sede en Roma -la FAO, el FIDA y el PMA- han anunciado que dirigirán conjuntamente un "centro de coordinación" que aproveche las capacidades más amplias del sistema de la ONU para apoyar el seguimiento de la Cumbre. Esto alterará significativamente la actual gobernanza mundial de la alimentación y la agricultura, con implicaciones de gran alcance. Este centro, con sede en Roma, y un "Grupo Asesor" de reciente creación, deberán reforzar los vínculos con otros procesos mundiales e intergubernamentales prioritarios relacionados, por ejemplo, con el medio ambiente, el clima, la seguridad alimentaria, la salud y la nutrición, así como con los principales foros intergubernamentales, como el Foro Político de Alto Nivel (FPAN) y el Foro de Financiación para el Desarrollo.

Un cambio de este tipo en la arquitectura de gobernanza existente colisiona con el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) de la ONU e invade su función, que es precisamente la de garantizar el desarrollo de políticas inclusivas, la coherencia, la coordinación y la convergencia en toda la ONU en cuestiones de seguridad alimentaria y nutrición. Basado en el multilateralismo y en un enfoque de derechos humanos, el CSA es un foro único para que la sociedad civil dialogue y debata directamente con los gobiernos. Si el CSA y su Grupo de Alto Nivel de Expertos en Seguridad Alimentaria y Nutrición (GANESAN) son desplazados por la Cumbre, dejará de existir un foro mundial para los derechos humanos en la política alimentaria, disminuyendo así la capacidad de las personas para exigir responsabilidades a los poderosos actores del sistema alimentario.

"Nos preocupa enormemente que este multisectorialismo dirigido por el sector privado deje de lado el multilateralismo inclusivo. Esperamos que todos podamos trabajar juntos para evitarlo", dijo Shalmali Guttal, moderadora de una sesión informativa sobre políticas organizada por la Respuesta Autónoma de los Pueblos con los delegados de los Estados miembros en Roma el 20 de septiembre. En la sesión informativa se advirtió del hecho de que el primer intento de la Cumbre de cambiar la arquitectura de la gobernanza alimentaria mundial pasa por alto a los Estados miembros y al CSA. Si apoyan tales sugerencias, el Secretario General de la ONU, así como los jefes de las agencias con sede en Roma, estarán actuando claramente fuera de sus mandatos.

De hecho, muchas voces que se oponen a la Cumbre comparten la opinión de que la próxima sesión plenaria del CSA, que se celebrará del 11 al 14 de octubre, debe convertirse en el lugar para un debate audaz, abierto y honesto sobre el proceso de la Cumbre. Una evaluación participativa y colectiva de la Cumbre por parte de todos los actores relevantes, miembros y participantes del CSA, puede ilustrar cómo y por qué esta Cumbre sobre los sistemas alimentarios ha generado tanta fricción, fragmentación y frustración.

Recursos

La Respuesta Autónoma de los Pueblos a la Cumbre continúa organizando contra movilizaciones tanto a nivel regional como mundial durante esta semana y en adelante. El miércoles 22 de septiembre tuvo lugar una sesión informativa pública para todas las organizaciones, individuos y periodistas interesados. Las contra movilizaciones regionales se realizaron durante el 22 y 23 de septiembre. Las organizaciones africanas publicaron una declaración regional en su evento continental organizado el 16 de septiembre. En Australia, el 22 de septiembre tuvo lugar un acto virtual titulado "Solidaridad y la Cumbre de los Sistemas Alimentarios de la ONU". Ese día también se dio un evento virtual para toda Asia. El 23 de septiembre, las organizaciones norteamericanas de soberanía alimentaria, en colaboración con La Vía Campesina, organizaron un evento virtual de media jornada titulado “Contra-movilización de la cocina popular: La toma de posesión del sistema alimentario”.

Ultimas publicaciones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimos artículos