jueves, octubre 28, 2021

Magdalena Loja- FOA: «la mega minería es una contradicción irreconciliable con las comunidades que defienden el agua»

#ManosQueNosAlimentan #5

Al hablar de la lucha por el agua, no podemos dejar de pensar en las organizaciones campesinas del Austro. Ellas han protegido las fuentes de agua por siglos y frente a la amenaza megaminera, han salido a la defensa de sus territorios y han asumido una actitud digna de resistencia al embate extractivista.

En abril de 2008, la Asamblea Nacional Constituyente emitió el “Mandato Minero” con el que se obligaba extinguir concesiones mineras sin compensaciones económicas por parte del Estado, en lugares donde existan fuentes de agua y donde no se realizaron procesos de consulta a las poblaciones. Este era el caso de los proyectos Loma Larga (Kimsacocha) y Río Blanco. Sin embargo, contrariando dicho mandato el gobierno de Rafael Correa, abrió la puerta a lo que llamaría Francisco Hurtado “el festín minero del siglo XXI”.

Los proyectos mineros Loma Larga (Kimsakocha) y Río Blanco se encuentran al sur del Ecuador, dentro de la zona de páramo andino, conocida como el Macizo del Cajas. El lugar tiene un alto valor ecológico por ser un sitio de recarga de agua donde nacen muchas cuencas hídricas. Además, posee un gran valor cultural, porque en este lugar habitan pueblos indígenas y campesinos. Por esta razón la UNESCO le confirió la categoría de Área de Reserva de la Biosfera, ya que podemos encontrar diferentes pisos climáticos como son: páramos, humedales, manglares y zona marina. El núcleo central más importante está formado por el Parque Nacional Cajas y el Área Nacional de Recreación Kimsakocha, que son parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Ecuador donde está prohibida constitucionalmente la minería metálica.

Esto ha llevado a que las comunidades luchen contra el poder de las grandes mineras y del Estado, las cuales han ido ganando espacio en los territorios campesinos y procurado bloquear los mecanismos de consulta a las comunidades. Sin embargo, la lucha de las comunidades campesinas del austro ha logrado detener los intereses mineros en el territorio.

La exigencia de consulta popular por parte de las comunidades tuvo su eco en el 2019, donde el Consejo Nacional Electoral dio paso a la siguiente pregunta: ¿Está usted de acuerdo que se realicen actividades mineras en los páramos y fuentes de agua del Sistema Hidrológico Kimsacocha? El 86,79% de electores (7.135 votos) dijo No. Obteniendo un contundente triunfo no solo para las comunidades de Girón que defienden el páramo de Kimsacocha, sino para otras comunidades con exigencias similares. No obstante, a pesar de que esta resolución debe ser acatada, las comunidades campesinas continúan denunciando la presencia en territorio de la empresa minera y del Ministerio de Recursos no Renovables desacatando el mandato popular.

En este quinto diálogo de la campaña #ManosQueNosAlimentan, Magdalena Loja dirigente de la FOA, cuenta la forma como han gestionado su vida frente a COVID-19 y sobre la amenaza minera que, aun en emergencia sanitaria, continua presente en su territorio.

Descargar entrevista

Ultimas publicaciones

últimos artículos