jueves, octubre 28, 2021

Las tierras para las y los campesinos deben tener un precio social

En el marco del Proyecto “Fortalecimiento organizativo, protección y defensa de los DESCA de las poblaciones rurales de la Costa, Sierra y Amazonía en Ecuador” entrevistamos a Milton Yulán, abogado de la Organización UniónTierra y Vida que trabaja en las provincias de Guayas y Los Ríos.

Milton nos contó sobre la situación que enfrentan campesinas y campesinos que al legalizar las tierras y recibir su título de propiedad deben pagar valores muy altos por las mismas y bajo condiciones rígidas.

 ¿Cuál es la situación de las y los campesinos al adquirir una tierra en el marco del Plan Tierras, implementado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesa?

Estamos próximos a que el Ministerio de Agricultura a través de la Subsecretaría de Tierras, en el marco del Plan Tierras, entregue los títulos de propiedad a la Asociación 20 de febrero, del predio Josefina, en el cantón Quinsaloma de la provincia de Los Ríos, donde la asociación ha venido trabajando por cerca de 15 años, insistiendo ante las instituciones públicas en la necesidad de legalizar las tierras que cultivamos y esperamos pronto una fecha para el acto de entrega. Se espera la presencia del Ministro de Agricultura y se realizará una mesa de trabajo con las organizaciones de “Tierra y vida”.

Campesinos y campesinas que van a recibir estos títulos están por un lado felices porque finalmente recibirán el título de propiedad pero también tienen la preocupación y responsabilidad de que asumen una deuda por la cual tienen que pagar durante ocho años valores que oscilan entre 35.000 y 38.000 dólares anuales, en una organización que llega apenas a 20 socios, cada uno de ellos tendrá que pagar alrededor de 1500 , que resulta difícil de pagar.

Entonces se tiene esta preocupación , se esperaba que los precios de las tierras legalizadas fueran precios sociales, es decir precios que reflejen la situación precaria y de pobreza de los campesinos y no precios comerciales. Pues no se trata de venta directa sino de aplicación de un Programa que se supone que va en beneficio de la gente pobre del campo, que espera pueda pagar y de ninguna manera vaya a tener problemas por la deuda.

¿Sino pueden pagar qué pasaría?

Hay experiencias en el país y en otros países donde se vendió la tierra a los campesinos a precios comerciales, por ejemplo en Brasil, Colombia, El Salvador y los campesinos no pudieron pagar y de acuerdo a nuestra legislación sino pagan, como ellos han firmado un pagaré ,se les puede declarar vencidas todas sus deudas y tendrían que pagar todo de contado. Si no pagan todo, de acuerdo a la ley, podría ir el proceso a un juicio de coactiva y terminaría rematándose la tierra de los campesinos. En el remate cualquier persona que tenga los recursos para pagar y comprar la tierra podría adquirirla. Entonces esos son los riesgos que se corre y por los cuales hemos venido planteando desde Tierra y Vida que la tierra que se entrega a los campesinos debe tener precios sociales, no precios de comercio.

 ¿Los campesinos conocían que los precios eran comerciales?

Los campesinos siempre pensaron que eran precios sociales, pero al momento de recibir los títulos, como ya ha ocurrido con otras organizaciones en el 2012 los precios que se han impuesto han sido muy altos. En algunos casos se ha aplicado un subsidio pero condicionado a requisitos muy severos.

Ultimas publicaciones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimos artículos